• Boeing entrega el primer avión Chinook CH-47F Block II al ejército de EE. UU.

    Boeing entrega el primer avión Chinook CH-47F Block II al ejército de EE. UU.0

    En apoyo a los esfuerzos de modernización en curso del Ejército de EE. UU., Boeing entregó el primer Chinook CH-47F Block II. El fuselaje es uno de los 465 helicópteros de la flota del Ejército que se modernizarán a la nueva configuración del Bloque II. El Bloque II del Chinook ofrece mayor capacidad y capacidad de supervivencia para misiones globales además la nueva configuración posiciona a los aviones para la modernización y el mantenimiento a largo plazo. “El CH-47F Block II proporciona mejoras de capacidad que permiten al Ejército de EE. UU. levantar más, volar más lejos y mantener sus aviones mejor que nunca”, dijo Heather McBryan, vicepresidenta y directora de programas de carga.” Este programa de modernización permite que el Chinook, probado en batalla, desempeñe un papel clave en las operaciones multidominio en el futuro”. Con un tren motriz mejorado, una estructura de avión reforzada y un sistema de combustible mejorado, el CH-47F Block II proporciona 4,000 libras adicionales de peso bruto máximo y extiende el radio de la misión para casi todas las cargas útiles. Además de las mejoras de capacidad, el diseño del avión permite futuras actualizaciones tecnológicas. “Como plataforma de carga pesada del Ejército del mañana, el CH-47F Block II proporciona una mayor capacidad al mismo tiempo que continúa apoyando los requisitos del Ejército de permanecer estratégicamente receptivo en todo el espectro de operaciones”, dijo Viva Kelly, gerente interina del proyecto de Helicópteros de Carga del Ejército de EE. UU. Además, el programa Bloque II mejora el mantenimiento de las aeronaves. La confiabilidad mejorada del nuevo sistema de rotor minimiza el mantenimiento no programado y el sistema de combustible simplificado impulsa la eficiencia del mantenimiento, reduciendo la carga y el costo de mantenimiento.

    READ MORE
  • Llega a la Estación Espacial Internacional la nave Starliner

    Llega a la Estación Espacial Internacional la nave Starliner0

    La primera misión espacial tripulada de la nave construida por el gigante aeroespacial Boeing llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI) con dos astronautas de la NASA a bordo tras despegar de Florida después de casi un año de retrasos debido a problemas técnicos. La cápsula, Starliner tripulada por los astronautas Butch Wilmore y Suni Williams, con una carga de 345 kilos, llegó a la EEI unos 80 minutos más tarde de la hora que estaba prevista, el retraso fue causado tras sufrir varios problemas e inconvenientes durante su travesía que han obligado a sus integrantes a realizar varias labores en su interior. Primero, se detectaron dos fugas adicionales de helio y después sufrieron problemas con los propulsores de control de reacción (utilizados para las maniobras orbitales) que obligaron al Starliner a abortar el primer intento de acoplamiento. Perdieron el control de 2 propulsores para acoplarse a la Estación Espacial Internacional y la NASA ordenó a la nave que se alejase 200 metros de esta. Una nueva ventana de acoplamiento se abrió, aunque de nuevo se retrasó prácticamente una hora hasta que lograron el atraque final. La misión permitirá a Boeing obtener las certificaciones necesarias para operar como un segundo proveedor de transporte de carga y tripulación a la EEI, como ya lo hace SpaceX tras millonarios contratos que ambas firmas privadas han suscrito con la NASA. La NASA señaló que la nave será encajada en el módulo Harmony de la EEI y permanecerá una semana en este laboratorio orbital antes de emprender el retorno, previsto para el 14 de junio. Los astronautas realizaron con éxito demostraciones de pilotaje manual de Starliner y completaron un período de sueño, según la NASA. La misión CFT (siglas en inglés de Crew Flight Test) despegó tras superar una serie de problemas en las últimas semanas, relacionados tanto con el cohete Atlas V, que realizó así su primer lanzamiento para una misión tripulada, así como con una pequeña fuga de helio en la nave. La NASA y Boeing tenían planeada la misión para el pasado 6 de mayo, pero unas dos horas antes del lanzamiento descubrieron una anomalía en un tanque de oxígeno líquido del Atlas V. Este, sin embargo, no fue el primer aplazamiento. La primera misión tripulada de la Starliner (que en mayo de 2022 cumplió con éxito un viaje sin tripulación a la EEI) debió haber despegado en julio de 2023, pero un mes antes los directivos anunciaron el aplazamiento indefinido del despegue para poder solucionar el sistema de paracaídas de la nave. De finalizar con éxito la misión, la NASA completará el proceso de certificación hacia fines de este año y, en ese caso, Boeing prevé realizar su primer viaje operacional a la EEI en febrero de 2025. imágenes NASA/Boeing

    READ MORE
  • <strong>Boeing establece la fecha de finalización de la producción del caza F/A-18 Super Hornet</strong>

    Boeing establece la fecha de finalización de la producción del caza F/A-18 Super Hornet0

    Por: José A. Quevedo El gigante aeroespacial Boeing espera terminar la producción del avión de combate F/A-18 Super Hornet en 2025, luego de la entrega de los últimos cazas a la Marina de los Estados Unidos (US Navy). Aunque la producción podría extenderse hasta el 2027, si un cliente internacional, en este caso la India, lo selecciona como el nuevo avión para su Armada de guerra. A pesar de esto y para satisfacer la demanda de productos y servicios de defensa, Boeing continuará desarrollando capacidades avanzadas y actualizaciones para la flota global de F/A-18 E/F Super Hornet y EA-18G Growler. A lo largo de la próxima década, todos los Super Hornets Block II recibirán el conjunto de capacidades Block III. Boeing también continuará agregando capacidad de ataque electrónico avanzada como parte de las modificaciones en curso del Growler. “Estamos planificando nuestro futuro, y la construcción de aviones de combate está en nuestro ADN”, dijo Steve Nordlund, vicepresidente de Boeing Air Dominance. “A medida que invertimos y desarrollamos la próxima era de capacidad, estamos aplicando la misma innovación y experiencia que hicieron del F/A-18 un caballo de batalla para la Marina de los EE. UU. y las fuerzas aéreas de todo el mundo durante casi 40 años”. La decisión de cese de producción del F/A-18 permite a Boeing: 1.- Redirigir recursos a futuros programas de aeronaves militares: para apoyar el trabajo en la próxima generación de aeronaves avanzadas con y sin tripulación, Boeing planea construir tres nuevas instalaciones de última generación en St. Louis. Estas instalaciones, así como el nuevo Centro de Fabricación de Compuestos Avanzados en Arizona y la nueva planta de producción de MQ-25 en el Aeropuerto MidAmerica St. Louis, representan una inversión de más de mil millones de dólares. 2.- Boeing ha invertido 700 millones de dólares en mejoras de la infraestructura de St. Louis durante la última década, lo que ha permitido la introducción de nuevas técnicas de diseño y construcción que agilizan los procesos y mejoran la calidad desde el primer momento. 3.- Aumentar la producción de nuevos programas de defensa críticos: Boeing St. Louis aumentará la producción del primer sistema de entrenamiento totalmente digital del mundo, el T-7A Red Hawk, y el primer avión de reabastecimiento de combustible autónomo del mundo desplegado en un portaaviones, el MQ-25 Stingray. junto con la producción en curso de nuevos componentes de alas F-15EX Eagle II y el 777X. Desde que el F/A-18 debutó en 1983, Boeing ha entregado más de 2,000 aviones Hornets, Super Hornets y EA-18G Growlers a clientes de todo el mundo, incluida la Marina de los Estados Unidos, Australia, Canadá, Finlandia, Kuwait, Malasia, España y Suiza.

    READ MORE
  • <strong>Boeing entrega su último 747, ya no se fabricará más</strong>

    Boeing entrega su último 747, ya no se fabricará más0

    Este 31 de enero de 2023 termino una época ya que finaliza la producción del Boeing 747 y se entrega el último avión. Casi exactamente 54 años después del primer vuelo, en 1969, se entrega un 747-8F de carga, que será operado por Atlas Air. Más de 50 años después desde su primer vuelo y tras 1,574 unidades fabricadas, Boeing jubiló el avión que por su tamaño, alcance y eficacia “permitió a la clase media aventurarse fuera de Europa o Estados Unidos con precios cada vez más asequibles Su creación es ya un mito legendario: en 1965, los dos hombres más influyentes de la aviación de la época, William “Bill” Allen, director general de Boeing, y Juan Trippe, fundador de Pan Am, sellaron un pacto de caballeros sobre la construcción del avión de pasajeros más grande del mundo durante su viaje anual en barco para pescar salmón. Con un apretón de manos, y sin un documento oficial firmado. Se suponía que el 747 era solo un avión de transición hasta que la mayoría de los pasajeros intercontinentales volaran a velocidades supersónicas, ya fuera en el Concorde o en el Boeing SST, que se estaban desarrollando al mismo tiempo. A partir de entonces el 747 seguiría siendo un avión de carga. Por ello, la cabina se desplazó por encima de la cubierta principal, para permitir que una parte del fuselaje se abriera hacia arriba y así facilitar la carga. Esa configuración dejaba una pequeña zona detrás de la cabina, la famosa “joroba” del 747. Con más de seis metros, ofrecía la cabina más ancha jamás vista en un avión de pasajeros, de modo que podían acomodarse dos contenedores de carga uno al lado del otro en lugar de asientos.  El 13 de abril de 1966, Pan Am anunció un pedido de 25 Boeing 747 por valor de 525 millones de dólares, lanzando oficialmente el programa 747. En junio de 1966, Boeing compró unas 315 hectáreas de terreno cerca del aeropuerto de Paine Field, en Everett, estado de Washington, para construir la planta de producción del 747, que sigue siendo el edificio más grande del mundo por su volumen. La fábrica se construyó mientras se trabajaba en el diseño del 747. Todo se planificó meticulosamente: el prototipo debía volar en dos años y su lanzamiento estaba previsto para el 30 de septiembre de 1968. Y el ambicioso plan se mantuvo: El 747 apareció exactamente en la fecha prevista. El 9 de febrero de 1969 tuvo lugar el primer vuelo, que transcurrió sin problemas. Casi un año después, el 21 de enero de 1970, se realizó el primer vuelo de pasajeros de Pan Am, en la ruta Nueva York-Londres. Para 1975, la flota mundial de 747 ya había transportado a su pasajero número 100 millones. Como prueba de la longevidad del concepto original, en 2005 se tomó la decisión de lanzar otra nueva generación del 747. Cuatro décadas después de la fabricación del primer 747, el fuselaje se estiró por primera vez, lo que convirtió al 747-8 en el avión más largo del mundo en aquel momento. Pero la era de los grandes cuatrimotores ya había terminado; el último modelo 747 se vendió principalmente como carguero, apenas en versión de pasajeros. imágenes Boeing y Atlas Air

    READ MORE
  • <strong>El último Boeing 747 sale de fábrica cerrando un ciclo de más de 50 años</strong>

    El último Boeing 747 sale de fábrica cerrando un ciclo de más de 50 años0

    Por José A. Quevedo Con 1,570 aviones construidos se cierra la línea de producción del que fuera en su momento el avión más grande del mundo, ya que el último Boeing 747 salió de la línea de ensamblaje el pasado 6 de diciembre de 2022, de acuerdo con Boeing, el último 747 tendrá como destino la aerolínea de carga Atlas Air. El Jumbo Jet es el avión más popular que Boeing ha construido, mucho en parte a su enorme tamaño, tan grande como para transportar al Transbordador Espacial y en su momento marco toda una época sobre todo en las rutas trasatlánticas. Pero eso ha quedado en el pasado, ahora su enorme tamaño y sus cuatro motores lo hacen caro de operar para las aerolíneas en la era del bajo costo. Las aerolíneas se han alejado de los aviones con cuatro motores, su rival de Airbus el A380 abandonó su propio jumbo de dos niveles en el 2019. Boeing había informado desde el 2020 que dejaría de fabricar el enorme 747, incluso en su forma de carguero, ya que los clientes preferían el carguero del triple 7, más eficiente en consumo de combustible, o ahorraban dinero reacondicionando antiguos 747 de pasajeros como cargueros. La compañía todavía no ha anunciado sus planes para la fábrica de Everett, Washington, donde se ha construido el 747, la instalación tiene casi 6 millones de metros cúbicos, lo que, según Boeing lo convierte en el edificio más grande del mundo por volumen. El 747 puede transportar entre 400 y 500 pasajeros, el doble que uno de los actuales aviones de fuselaje ancho de Boeing, como el 787-8 Dreamliner. Pero Boeing no ha construido una versión de pasajeros del 747 desde que entregó el último a Korean Airlines en el 2017. En la actualidad solo quedan 44 aviones de pasajeros del 747 en servicio, según la empresa de análisis aeronáutico Cirium. Más de la mitad 25 pertenecen a Lufthansa. Ese número de aviones es inferior a los más de 130 jumbos en servicio que había a finales de 2019, justo antes de que la pandemia paralizara la demanda de transporte aéreo, especialmente en las rutas internacionales en las que se utilizaban principalmente el 747 y otros aviones de fuselaje ancho. La mayoría de esas versiones de pasajeros de los jets se quedaron en tierra durante los primeros meses de la pandemia y nunca volvieron al servicio. Pero todavía hay 314 aviones 747 de carga en uso, según Cirium, muchos de los cuales se utilizaron inicialmente como aviones de pasajeros antes de ser renovados como aviones de carga. “El 747-8 es un avión increíblemente capaz, con una capacidad que no tiene comparación con ningún otro carguero en producción”, dijo UPS en 2020, cuando Boeing señaló que pronto dejaría de construir el avión. “Con una carga útil máxima de 139 toneladas, los utilizamos en rutas largas y de gran volumen, conectando Asia, Norteamérica, Europa y Medio Oriente”. La versión actual el 747-8 mide 76,25 metros de largo, el avión comercial más largo actualmente en servicio, a eso se suman 68.3 metros de envergadura Boeing entregó los primeros 747 de pasajeros en diciembre de 1969 a dos aerolíneas que ya no existen: TWA y PanAm. Delta Air Lines fue la última aerolínea estadounidense en volar una versión de pasajeros del avión, también en 2017. Ese fue el último año en que los últimos vuelos de pasajeros del 747 estadounidense –tanto de Delta como de United — atrajeron a grandes multitudes de seguidores del avión, testimonio de su perdurable popularidad. Boeing tiene pendiente la entrega de dos 747 que reemplazarán a los viejos Air Force One que utiliza el presidente de Estados Unidos. En 2017, la Casa Blanca firmó un contrato por 3.900 millones de dólares para la compra de dos aviones, sin embargo, la entrega ha sufrido retrasos. El fabricante ofreció cambiarlos por la variante Dreamliner, sin embargo, la secretaria de la Fuerza Aérea declaró que el Boeing 747 es el único avión estadounidense que cumple con las capacidades para ejecutar misiones de apoyo presidencial.

    READ MORE
  • Boeing X-37B completa la sexta misión y establece un nuevo récord de resistencia

    Boeing X-37B completa la sexta misión y establece un nuevo récord de resistencia0

    El vehículo de prueba orbital (OTV) X-37B construido por Boeing estableció un nuevo récord de resistencia después de pasar 908 días en órbita antes de aterrizar en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida el pasado  12 de noviembre de 2022. Esto supera su récord anterior de 780 días en órbita. Con la finalización exitosa de su sexta misión, el avión espacial reutilizable ahora ha volado más de 1.300 millones de millas y ha pasado un total de 3,774 días en el espacio, donde realiza experimentos para socios gubernamentales e industriales con la capacidad de devolverlos a la Tierra para su evaluación. Por primera vez, el vehículo llevaba un módulo de servicio para aumentar la cantidad de cargas útiles que puede transportar. El módulo se separó del OTV antes de salir de órbita, lo que garantiza un aterrizaje seguro y exitoso.  “Esta misión destaca el enfoque de la Fuerza Espacial en la colaboración en la exploración espacial y la expansión del acceso de bajo costo al espacio para nuestros socios, dentro y fuera del Departamento de la Fuerza Aérea (DAF)”, dijo el General Chance Saltzman, Jefe de Operaciones Espaciales. . La sexta misión se lanzó sobre un cohete United Launch Alliance Atlas V desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en mayo de 2020. Los experimentos organizados incluyeron un experimento de energía solar diseñado por el Laboratorio de Investigación Naval, así como un satélite diseñado y construido por cadetes de la  Academia de la Fuerza Aérea en asociación con el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea. El satélite, denominado FalconSat-8, se desplegó con éxito en octubre de 2021 y permanece en órbita.    Esta misión también acogió múltiples experimentos de la NASA, incluida la exposición de materiales y la innovación tecnológica en el espacio (METIS-2), que evaluó los efectos de la exposición espacial en varios materiales para validar y mejorar la precisión de los modelos del entorno espacial. Este fue el segundo vuelo para este tipo de experimento. La Misión 6 también organizó un experimento de la NASA para evaluar los efectos de la exposición espacial de larga duración en las semillas. Este experimento informa la investigación destinada a futuras misiones interplanetarias y el establecimiento de bases permanentes en el espacio. “Desde el primer lanzamiento del X-37B en 2010, ha batido récords y brindado a nuestra nación una capacidad inigualable para probar e integrar rápidamente nuevas tecnologías espaciales”, dijo Jim Chilton, vicepresidente senior de Boeing Space and Launch. “Con el módulo de servicio agregado, esto fue lo máximo que hemos llevado a la órbita en el X-37B y estamos orgullosos de haber podido probar esta capacidad nueva y flexible para el gobierno y sus socios de la industria”. El programa X-37B es una asociación entre la Oficina de Capacidades Rápidas de la USAF y la Fuerza Espacial, Boeing diseñó y fabricó el avión espacial y continúa brindando soporte de gestión de programas, ingeniería, pruebas y misiones desde sitios en el sur de California, Florida y Virginia.  En 2020, el X-37B recibió el Trofeo Robert J. Collier por mejorar el rendimiento, la eficiencia y la seguridad de los vehículos aéreos y espaciales. Imágenes Boeing

    READ MORE